Menú Cerrar

Blog

No tengas miedo

Por Juani Villano

Título original: Cobweb/ Año: 2023/ Duración: 88 min./ País: Estados Unidos
Dirección: Samuel Bodin/ Guion: Chris Thomas Devlin/ Música: Sofia Hultquist/ Fotografía: Philip Lozano
Reparto: Lizzy Caplan, Atony Starr, Woody Norman, Cleopatra Coleman

Entre las paredes, implora salir. Promesas de justicia con malicias escondidas en sus entrañas. Miles de patas pequeñas y negras escalan su larga cabellera. El abandono y desilusión son parte de su alma, o algo similar a ella. El interior de la casa es su telaraña. Si la puerta se abre, todos caerán en su red, a merced de convertirse en alimento. Aunque la cosecha se renueve, los restos de la plaga permanecerán por siempre en la tierra, preparando su venganza, mintiendo y engañando, aguardando por consumir carne y huesos, convenciendo de que el miedo no existe; cuando, en verdad, ella es el mismísimo miedo personificado.
No tengas miedo (2023) es el primer largometraje de Samuel Bodin, recurrente director de series y mini-series Ya habiendo demostrado su talento en el género de terror con su obra Marianne (2019) –serie producida por Netflix– el realizador francés presenta un relato inquietante y violento que abarca los horrores de la infancia como tema principal. Peter, un pequeño niño de ocho años, comienza a escuchar golpes en una de las paredes de su habitación. Sus padres buscan tranquilizarlo diciéndole que todo es producto de su imaginación. Sin embargo, él comienza a sospechar que ellos guardan un oscuro secreto, algo escondido dentro de las profundidades de su hogar.
Si bien la trama no presenta novedades dentro del imaginario del terror, se despliegan dos narrativas de manera efectiva y lograda, a manos del guionista, Chris Thomas Devlin. La película comienza con un misterio que debe ser revelado, dotando de intriga y suspenso a la historia, mientras que la resolución gira hacia el plano del gore; tripas y sangre por doquier. Una lógica similar a la chispa encendida sobre el cable detonador de una bomba que avanza hasta su explosión final. Esto es acompañado por el tipo de personajes que se presentan. Peter (Woody Norman), un niño tímido e inteligente que va sacando conclusiones sobre el plan siniestro de sus padres (interpretados de forma magnífica por Antony Starr y Lizzy Caplan), cuya conducta es similar a la de un animal salvaje a punto de morder a su presa ante el menor movimiento. El vínculo paterno filial va de mal a peor a medida que avanza el relato. Los secretos salen a la luz y no hay vuelta atrás. La sobreprotección sirve como disfraz de la maldad, y el amor por su hijo justifica sus truculentas decisiones.
El despliegue de movimientos de cámara es más que interesante. De vuelta, nada innovador, pero bien utilizado, sobre todo en la parte final. La imagen se tuerce a medida que el caos se desata. Los bordes del encuadre revelan poca, pero suficiente, información para ponernos los pelos de punta. Esto es acompañado por la fotografía y puesta de arte. Como la historia está ambientado en vísperas de Halloween, los tonos naranjas apagados y deprimentes realzan la fuerza del relato, además del diseño de la casa donde transcurren los hechos; hogar embrujado y opresivo que augura peligro. La secuencia más aterradora de la película es en la que se muestra una pesadilla que tiene Peter. El posicionamiento de los personajes en plano, el uso del silencio, y el recurso de la oscuridad como motor narrativo, se fusionan para horrorizar al espectador, lográndolo de manera total. Recuerda mucho la famosa escena de la habitación a oscuras en medio de la noche de Hereditary (2018) de Ari Aster.
No tengas miedo es convencional, pero no por ello mediocre. Se apropia de los diversos recursos del cine de terror y confecciona su propio universo de manera precisa. Al verla se la pasa mal, pero en el mejor de los sentidos. Conviene no saber mucho de antemano previo a su visionado, ya que el factor sorpresa es primordial para que la película funcione, por lo que varios aspectos


son omitidos en esta breve reseña. Todo sea por el cuidado al espectador. Ideal para una tormentosa noche de octubre, cuando el viento aúlla, la luna está oculta, y los fantasmas salen a bailar por las calles.
Tengan miedo de lo que se esconde tras las paredes. No lo liberen, ya que si lo hacen se verán privados del dulce lujo de pertenecer al mundo de los vivos.

Publicado en Críticas

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YAKUMAN, hacia donde van las aguas. ESTRENO NACIONAL
FURiOSA
La estrella que perdí, estreno nacional
STEPPENWOLF, SU RECORRIDO POR EL BAFICI
Argentina Comic Con: nuevos horizontes
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
Los dueños, por Mubi
Noche en la tierra, por Mubi
La mamá y la puta, reestreno
El viaje, función homenaje a Pino Solanas
Solo los amantes sobreviven, por Mubi
Nostalgia de la luz, docudrama de Patricio Guzmán
Falsos millonarios, de Miranda July comedia insólita por Netflix
Pulp: A Film about life, death and supermarkets (2014) de Florian Habicht
Vampiro humanista busca suicida con consentimiento
Italpark, el mundo de los recuerdos
El reino animal, festival cine francés
Amor sin tiempo, festival de cine francés
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Estasis: la conectividad corporal. TEATRO
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas