Menú Cerrar

Blog

Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI

Desde la Asociación de Directorxs de Cine PCI proponen el estreno híbrido de películas, esto facilita el arribo de las producciones a territorios de todo el país donde no existen salas o donde los estrenos, por alguna u otra razón, no tienen llegada.

*Fernando, imagino que esta nueva modalidad llega como consecuencia de la pandemia ¿Qué fue lo que observaron para tomar la decisión de sostenerla en el tiempo aún hoy cuando las salas de cine están abiertas?

La Sala de Cine Virtual cinevirtual.com.ar surgió como necesidad ante el cierre sostenido por el ASPO hacia mayo de 2020, cuando no había perspectiva de que abrieran en el corto o mediano plazo. Nos encontrábamos con varias películas que recibían el apoyo de nuestro programa “Puentes de cine” que no tenían sala donde estrenar. Bajo el lema “quedate en casa” las plataformas de streaming aumentaron notablemente su audiencia transformándose en la forma de consumo audiovisual principal durante las cuarentenas estrictas en todo el mundo. Entonces vimos que era necesario crear un espacio virtual donde películas independientes pudieran ser vistas y que, además, tuvieran la lógica de consumo cultural de la sala de cine pero sin movernos de casa. Las películas se estrenan los jueves, la semana cinematográfica es de idéntica duración a la de las salas de cine físicas, para ver el filme se paga una entrada, etc. A esto se le sumó la programación realizada por las mismas personas que trabajan profesionalmente en el área de la dirección cinematográfica como valor agregado, entre otras cuestiones como la realización de charlas gratuitas con quienes dirigen las películas, ciclos gratuitos con retrospectivas o de interés temático, etc. La continuidad está dada por la repercusión que tuvo y porque desde el inicio fue pensada para ser articulada con las salas físicas cuando volvieran a abrir. Por suerte las salas reabrieron y estamos en esta etapa.

*¿Creen que esta nueva modalidad es temporaria o, como decimos vulgarmente, es algo que “vino para quedarse”?

No podemos saberlo, las transformaciones en el consumo cultural son muy dinámicas bastaría con hacer un poco de historia… por poner un ejemplo: las series tuvieron su auge previo a la consolidación del largometraje, los seriales de Buster Keaton, de Charles Chaplin, el público iba semana a semana al cine a ver un nuevo episodio de Charlot. Medio siglo después se popularizaron los seriales televisivos que llegan a nuestros días con series producidas especialmente para las plataformas de streaming.  Horacio Quiroga señalaba en 1920 en la Revista El Hogar que el futuro del cine eran las series. Debieron pasar más de 100 años para volver a los textos de Quiroga y que tuvieran sentido. Lo que tenemos claro es que debemos tener una preparación para que en el futuro (y no tan lejano) podamos lograr un equilibrio entre la protección de una forma de las artes audiovisuales como lo es el cine y las nuevas formas que surjan, que implican no sólo cuestiones de índole narrativa y estética, sino también de consumo, de los dispositivos utilizados, sus tecnologías, etc.

*En general y por lógica, un director sueña con estrenar su película en la pantalla grande. En muchas ocasiones estar en la misma sala y ver la reacción del público es una de las cosas que más lo gratifica pero también llegar a mucha más gente y comprobarlo debe tener un plus incalculable ¿Desde la asociación qué balance realizan?

Sin dudas, coincido. Desde PCI entendemos a la sala de cine como una institución social. Y en relación a la protección de la que hablaba en la pregunta anterior, consideramos de un valor fundamental que el cine se vea en sala. Por un lado porque es un espacio de socialización donde nos encontramos compartiendo una experiencia estética con personas que conocemos porque hemos ido con ellas, o a quienes ignoramos pero que de igual manera nos encuentra riendo o llorando viendo alguna escena de un filme en la misma sala. Es un espacio para el diálogo, para intercambiar intereses, conversar sobre distintas formas de ver el mundo. Esto es algo que puede apreciarse muy bien cuando se realizan cine-debates, pero que aún cuando no los haya, seguramente alguna vez a la salida del cine nos encontramos charlando con alguien que no conocíamos sobre algún tema o aspecto tratado por la película o sobre la misma película. Por otra parte, porque la forma artística del cine es indisociable del dispositivo de la sala de cine: la gran pantalla, la oscuridad, la situación perpendicular de la persona espectadora frente a la pantalla, el silencio, su visión de corrido (no puede pausarse la imagen), etc. Otras formas audiovisuales están pensadas para otros dispositivos, el de la pantalla en el hogar, el dispositivo de la sala de museo para las videoinstalaciones, etc.

*Durante la pandemia y con esta modalidad online como única opción frente al aislamiento que tuvimos que respetar, muchísima más gente pudo mirar cine argentino, ¿Creés que eso desmitificó lo que se generaliza sobre nuestro cine nacional y amplió los horizontes?

Esto que señalás es muy cierto. Desde el cine virtual hemos podido comprobar el gran interés del público en el cine argentino incluso donde nuestras películas no se exhiben o donde no hay salas de cine. Los reportes de público de nuestra sala lo comprueban, con público que accede a ver los filmes desde todas las provincias del país, y no sólo en las plazas cinematográficas principales donde generalmente se distribuyen. Nos han llegado mensajes incluso de muchas personas pidiéndonos películas que han querido ver pero que no han podido en el momento de su estreno porque no llegaron a sus ciudades. O películas de otras épocas del cine que no son accesibles, nos piden que las programemos. Esto nos llevó sin dudas a confirmar el camino que habíamos pensado cuando regresaran las salas de cine físicas, que la sala de cine virtual podía hacer llegar nuestras películas a todo el país, por medio de la geolocalización privilegiando el acceso en la sala de cine física, pero extendiéndolo a aquellos lugares donde la película no se estrena porque no es distribuida o porque no hay salas. La geolocalización nos permite bloquear el ingreso a la sala de cine virtual para quien se encuentre en una ciudad donde la película se haya estrenado en cines y habilitándolo para quien resida en donde no.

Los interesados pueden ingresar al sitio www.puentesdecine.com e ingresar a la Sala de cine virtual para ver la cartelera cinevirtual.com.ar

Publicado en Entrevistas

También puede interesarte

1 comentario

  1. Pingback:Fernando Madedo - Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El fulgor, el último y gran trabajo de Martín Farina
El peso del talento, la última de Nicolas Cage. Reír y reflexionar
Retratos del futuro de Virna Molina- El futuro y todo lo que vino después
Franklin, la historia de un billete, estreno argentino de este jueves
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
UN DIOS SALVAJE, una comedia de Roman Polanski
LA RED (2016)-GRAN CINE COREANO DE TODOS LOS TIEMPOS
IOSI, EL ESPIA ARREPENTIDO, ATENTADOS, DEMOCRACIA Y SERVICIOS DE INTELIGENCIA
El embarazo de Kentaro, serie japonesa basada en un manga.
Anatomía de un escándalo, la serie sobre el consentimiento sexual
Severance, la nueva serie que es furor
Proyecto fantasma. Fantasmas del Siglo XXI
El Pa(de)ciente, continuar pese a todo
Paula, «A todas las Paulas que luchan contra los estereotipos de la belleza»
El repostero de Berlín, FESTIVAL DE CINE ISRAELÍ
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas