Menú Cerrar

Blog

Estasis: la conectividad corporal. TEATRO

Por Juani Villano 

Título: ESTASIS

Duración: 70 min.

Dramaturgia y Dirección: Lucio Bazzalo/ Intérpretes: Mariana Cinat, Lucía Cuesta, Manuel Pallero y Matías Viera.

Coreografía: Mariana Cinat, Lucía Cuesta, Manuel Pallero, Carla Rimola, Matías Viera/ Dirección coreográfica: Carla Rimola y Lucio Bazzalo/ Música original compuesta e interpretada por: Sebastián Morell/ Diseño y realización de visuales e iluminación: Lucio Bazzalo/ Diseño de vestuario: Daniela Chihuailaf/ Asistente de vestuario: Flavia Chihuailaf / Make up: Bárbara Majnemer/ Peinado: Bea Belaustegui/ Producción técnica: Lucio Bazzalo/ Colaboración técnica: Ana Heilpern, Martín Dodera, Manuel Benavidez/ Operación técnica: Manuel Benavidez; Camilo Ortiz; Ian Sadowskiy/ Comunicación y prensa: Mutuverría PR/ Producción: Mariana Cinat y Lucio Bazzalo/Asistencia de dirección: Laura Kahan

Conexiones entre otros cuerpos. Vidas apropiadas en la virtualidad del mundo. Las redes nos corrompen; generan la transmutación corporal y emocional de todos nosotros. Solo hace falta un desliz del dedo sobre la pantalla acusadora para que haga efecto. 

Esta pieza escénica inmersiva, con uso de recursos audiovisuales, es obra de Lucio Bazzalo. Con una propuesta muy llamativa e innovadora, el director logra hacer llegar e involucrar a todos los espectadores de manera total. La misma consiste en la corporalidad y puesta en forma de cuatro actantes (Mariana Cinat, Lucía Cuesta, Manuel Pallero y Matías Viera); ya sea danza, caídas, sincronización de movimientos, el uso de las extremidades y vocalizaciones, los recursos se ponen en marcha y accionan sobre la narrativa, con una motivación interna digna de ser admirada. 

El factor de las luces y proyección de imágenes se acopla perfectamente. Por más que uno se encuentre en un costado o arriba del escenario performativo, la vivencia no pierde intensidad por la distancia. Cada rincón y espacio vive junto a la obra y los que se apropian de la misma. Números color verde, recordando a Matrix (1999). Imágenes retrasadas por unos segundos, acorde a los movimientos y voces de los personajes. Luces acusadoras que no nos dejan escapar del ojo que todo lo ve… ¿Y me refiero a la cámara? ¿A Dios? No, estoy hablando de nosotros mismos. Nuestra capacidad de autosabotearnos a la hora de ser juzgados. 

Tampoco hay miedo a mostrar la totalidad de la anatomía humana. La desnudez al ser normalizada nos propone un nuevo sentido de visualización. El sudor que corre entre los músculos, las venas al marcarse, el sexo de cada uno/a; aquello que nos pertenece, pero a veces no queremos ver. 

En otra instancia, tenemos la historia personal de cada uno de los actantes. Se autodenominan a través de sus nombres, vida e inseguridades. Nos brindan sus miedos, incertidumbres y deseos. Factores atravesados por la virtualidad algorítmica e impredecible. La cual se trata de otro aspecto fundamental de la obra. Quiénes somos, qué queremos, cuán atravesados estamos por las redes. El núcleo de esto mismo se rige en dichas ideas; para luego hacernos reflexionar y salir cambiados. 

Si buscan ser liberados, sorprendidos y maravillados, les recomiendo ampliamente este espectáculo de imágenes, sonidos y cuerpos. Realmente estamos ante una invitación al análisis interno y colectivo. Todo lo que nos brinda dudas, confusión, y consecuentemente nos hace comprender que está bien enfrentarse a ello. Siempre y cuando estemos dispuestos a lanzarnos al vacío. 

Publicado en Otros artículos

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El método Tangalanga, el superhéroe del humor
Con amor y furia, lo nuevo del cine francés
Las fiestas, querer a pesar de todo. Estreno nacional
As bestas, hostigamiento y terrorismo rural
Argentina Comic Con: nuevos horizontes
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
2 ou 3 choses que je sais d’ell, un clásico de Jean-Luc Godard
Mamma Roma, reestreno de un film polémico y prohibido
Merry Christmas, Mr. Lawrence. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Cabeza borradora, David Lynch. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Holy spider, el descenso al atrapar a un asesino
El menú, pertenecer tiene sus privilegios (?)
Los reyes del mundo, cine latinoamericano por Netflix
Matilda, el musical. Explotación infantil y violencia escolar
Triangle of sadness, controversial película en la semana de Cannes
Tori y Lokita, lo último de los hermanos Dardenne
Decision to leave semana de Cannes en el Cine Gaumont
EO, cine polaco en la Semana de Cannes en el Gaumont
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Estasis: la conectividad corporal. TEATRO
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas