Menú Cerrar

Blog

FRAGMENTOS DE UNA MUJER (2020)-Crítica-Streaming- Netflix

por Vanina Suárez
Puntaje: 8/10

Ficha técnica
Dirección: Kornél Mundruczó/ Guion: Kata Wéber/ Música: Howard Shore
Fotografía: Benjamin Loeb/ Reparto: Vanessa Kirby, Shia LaBeouf, Ellen Burstyn, Molly Parker, Iliza Shlesinger, Jimmie Fails,

Fragmentos de una mujer es una película dirigida por Kornél Mundruczó, el mismo director húngaro de la reconocida y premiada película Dios Blanco (2014), ganadora de Un Certain Régard en el Festival de Cannes.
Marta es una mujer joven, exitosa profesionalmente, con un matrimonio feliz y que desea recibir a su hija en un nacimiento planificado en su domicilio. Mientras realiza el trabajo de parto acompañada por su pareja, llaman a la partera, quien no puede venir porque se encuentra atendiendo otro caso complicado; motivo por el cual la asiste una profesional que ella no conoce. Si bien en un principio está temerosa frente a esta partera, siente que no está en condiciones de elegir demasiado, dado que las contracciones son inminentes y, de todos modos confía en aquellos que la recomendaron.
Después de un plano secuencia largo, contundente, y que se equipara casi con la realidad de un nacimiento, las cosas empiezan a complicarse y ese bebé morirá pocos minutos después de nacer. Esta es una de las escenas más conmovedoras del cine en los últimos años y que, al mismo tiempo, refleja fielmente una realidad triste, trágica y demoledora.
Luego de esa adrenalina que tendremos como espectadores se hará presente el agobio y el dolor acompañando a esa madre que acaba de parir pero que no tendrá más en los brazos a su hija. A continuación de esta escena la película cae en una meseta narrativa ya que es muy difícil remontar la situación tan fuerte y potente, y ubicarnos con posterioridad a la tragedia. Así y todo, los hechos suceden encadenadamente y luego retoma un ritmo narrativo que está a la altura de lo que transcurre. Ese plano secuencia permite fragmentar a la historia en dos: una vida previa y otra a posterior a un hecho tan traumático.
Lo interesante es que la película no cae en golpes bajos, no intenta victimizar a la madre sino, tal como menciona su título, da a conocer fragmentos de una mujer que se reconstruye luego de semejante dolor. A lo largo de las dos horas que dura la cinta, todos los personajes opinan sobre lo que se debe hacer, si ha sido una negligencia médica o un descuido de la madre al decidir no parir en una clínica, y de esta manera en el transcurso de la historia veremos un duelo en todas sus aristas, una mujer que lleva el sufrimiento como puede y que, aún con toda esa carga sobre sus espaldas, desea mirar hacia adelante e ir paso a paso levantándose. Martha intenta superar lo que sucedió pero su destino pareciese estar empecinado en que no lo logre.
Lo doblemente valioso del trabajo de Mundruczó es que el duelo perinatal es una temática muy poco abordada en el cine y la visibiliza, lo lleva a la cumbre con esta obra maravillosa.
Vanessa Kirby (The Crown), como Martha, realiza un trabajo casi perfecto, solvente y extremadamente conmovedor; Shia LaBeouf (Transformers), como su marido, un constructor de puentes, alcohólico en recuperación que lleva su duelo en silencio sin saber exactamente cómo seguir y con un vaivén de situaciones al borde del abismo siempre, como la mayoría de los adictos, y Ellen Burstyn (Réquiem por un sueño), en su interpretación de una madre manipuladora que maneja los hilos hasta de situaciones como esta, brilla y es convincente, incluso en momentos culmines donde la relación madre e hija toma un rumbo diferente.       .
Que Shia LaBeouf represente a un constructor de puentes, Vanesa Kirby se obsesione con manzanas y guarde sus semillas, son algunas de las más sublimes analogías que se ha visto en el cine actual; representando a todas esas cosas que la pantalla silencia pero que el espectador se lleva consigo para luego digerir pequeñas fracciones de lo que puede ver, analizar y hacer propio.
El film tiene como uno de los productores ejecutivos a Martin Scorsese, aval no menor para cualquier cinta, es una coproducción Canadá-EEUU y es la primer película de habla inglesa del director húngaro que viene en ascenso (en esta ocasión con un tema que muchas veces es tabú en el séptimo arte); guionada por su propia esposa Kata Wéber y basada en una historia personal.
Fue halagada por la crítica por su construcción narrativa y sus actuaciones; además, la protagonista fue galardonada con la estatuilla en el último Festival de Venecia.
Intensa y contundente: Fragmentos de una mujer es una de las mejores películas de este 2020, porque más allá de los gustos personales, después de las dos horas transcurridas, el espectador no será el mismo: es ese poder de modificarnos que siempre tiene el buen cine.

Se encuentra disponible por la plataforma de Netflix

 

Publicado en Streaming

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Algo incorrecto, basada en hechos reales
Escalera al infierno: esconder a la bestia
Ennio, el maestro
El desarmadero, un infierno interno y un intenso Luciano Cáceres
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
Mamma Roma, reestreno de un film polémico y prohibido
Merry Christmas, Mr. Lawrence. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Cabeza borradora, David Lynch. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
UN DIOS SALVAJE, una comedia de Roman Polanski
RRR, érase una vez en India
La noche más larga, miniserie española
Pleasure, retrato del sueño porno
La mujer del viajero en el tiempo, una serie fresca, corta y que no defrauda.
La respuesta del matemático, cine coreano
Cartas al presidente, en el Festival Han cine
10 meses, en Han cine Festival de Cine Coreano
Quizá amor, comedia en el Festival de cine coreano
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas