Menú Cerrar

Blog

The Flash, del cineasta argentino Andy Muschietti

Por Javier Carrizo

Ig: nada_pasara_

FICHA TÉCNICA

Título original: The Flash / Año: 2023/ Duración: 144 min./ País: Estados Unidos/ Género: Acción. Aventuras. Drama. Fantástico. Ciencia Ficción. Superhéroes. Cómic. DC Comics/ Dirección: Andy Muschietti/ Guion: Christina Hodson.  Personajes: Gardner Fox, Harry Lampert/ Música: Benjamin Wallfisch/ Fotografía: Henry Braham/ Compañías: DC Comics, DC Entertainment, Warner Bros./ Distribuidora: Warner Bros.

Reparto: Ezra Miller, Ben Affleck, Michael Keaton, Sasha Calle, Michael Shannon, Maribel Verdú.

El hollywoodense director de cine y guionista argentino, Andy Muschietti, regresa a la pantalla grande luego de haber realizado It: Capítulo Dos, en 2019.

En este nuevo original del superhéroe de DC, el posmodernismo se asienta como instancia cinematográfica industrializada preexistente, al practicar una nostalgia explícita, por medio de la invocación de los determinados actores que interpretan a Batman y a Superman en el pasado, por ejemplo.

No solo por ello se hace presente la posmodernidad narrativa, sino porque en la misma, también se describe a la música como aquella que forma parte de la saga del murciélago de Tim Burton.

Esa intención descripta, hibrida con la forma actual de desarrollar historias que se vinculan con el multiverso y la posibilidad de vivir vidas paralelas (en el pasado como es el caso), y le da un aire fresco a la vieja historia de la máquina del tiempo, pero porque el fervor por la construcción de la psicología del protagonista interpretado por Ezra Miller, así lo determina. 

Ahora bien, Muschietti se distancia de la otrora producción de films de superhéroes de la actualidad, porque prioriza la exaltación de los valores éticos y morales que pregona los vínculos en la institución familia, o sea, Flash tiene la inmensa debilidad de no poder superar la muerte de su madre (Maribel Verdú), como si lo humano excediera a lo sobrenatural.

Pelea contra el General Zod (Michael Shannon), y los suyos, pero en esas ambiguas realidades y presentes, por quien de veras lucha es por recuperar a su perdida.

La composición de la imagen y sus vetas con efectos especiales descomunales, enmiende un atractivo orgánico que conserva una emoción estética en el espectador, de modo que lo entretiene y hasta con un Muschietti que apela a escenas de mayor sensibilidad, con la efectiva intención de resaltar lo afectivo del personaje de su adaptación, y trasladarla a un público que seducido por la mímesis, la recibe consciente y seguro.

Publicado en Críticas

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entremedio, cine argentino en el Gaumont
Zona de interes, nominada sl Oscar y estreno
El color púrpura, adaptación del musical
Días perfectos, cine japonés nominado al Oscar
Argentina Comic Con: nuevos horizontes
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
Noche en la tierra, por Mubi
La mamá y la puta, reestreno
El viaje, función homenaje a Pino Solanas
Rojo profundo: sangre en la gran pantalla
Solo los amantes sobreviven, por Mubi
Nostalgia de la luz, docudrama de Patricio Guzmán
Falsos millonarios, de Miranda July comedia insólita por Netflix
Pulp: A Film about life, death and supermarkets (2014) de Florian Habicht
La mesita del comedor, comedia negra en el BARS
Kinra, ganadora de la Competencia Internacional en el 38° Festival de Mar del Plata
Vamos a la playa, festival de cine alemán
Adiós, Buenos Aires, coproducción Argentina/Alemania
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Estasis: la conectividad corporal. TEATRO
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas