Menú Cerrar

Blog

El corazón es la cuarta pared, corto argentino

Por Gerónimo Rivera Cano

Ficha técnica:

Guion y dirección: Andrés Restrepo Gómez/ Dirección de fotografía: Gabriel Cárdenas / Dirección de arte: Carla Díaz/ Vestuario: Delfina Imeroni/ Dirección de fotografía y cámara: Gabriel Cárrdenas/ Producción: Sofía Introcaso/  Asistencia de producción: Ángeles Masilo, Franco Ybañez / Diseño sonoro: Nicolás Buono/ Sonido directo: Fernando Mendoza.

Reparto:  Melanie Sussi, Lautaro Bakir

En apenas 7 minutos se puede decir mucho. Puede caber más de un mundo en 7 minutos. Y cuando esto sucede, cuando se encuentra la horma de 7 minutos que haga caber mundos y muchos… solo hay que permitirse sentir el cosquilleo de ese encuentro.

Pues en los siete minutos que dura este corto de Andrés Restrepo Gómez cabe todo, lo dice todo su guion, pero de una manera tan simple que no sabría en qué detalles ahondar con más énfasis. Abre la trama una vista en primer plano de Melanie Sussi acostada y mirando fijo a lo que primero no sabemos pero luego entenderemos oyendo la narración, que somos la mirada de Lautaro Bakir, su compañero.

Se conjugan diferentes secuencias mientras avanza el relato que ahora es compartido. Siempre habrá dos o más puntos de vista diferentes para iniciar lo mismo. El son de un piano marca el compás casi todo lo que dura la obra. Incluso, cuando cambian las imágenes y el sonido de fondo acompaña acorde a ellas. Prevalece aunque muy tenue el sonido de este instrumento.

¿No es todo quien recuerda (en buena medida) un realizador audiovisual? ¿No tiene mucho que ver hilvanar recuerdos con hilvanar secuencias cinematográficas? Y así… crear. Existen diversos entornos, diversos planos que como flashes llegan, cumplen su cometido y siguen su viaje hacia atrás. Pero todos estos desde el mismo lente, la óptica de Lautaro, las remembranzas de él, el quiebre lo da el dialecto. Las formas de habla siempre producen quiebres. Y es ese mismo que hace ahora a la imagen afirmarnos visualmente lo que ya podíamos sospechar: la belleza de la complicidad.

La cámara de Gabriel Cárdenas enfoca los torsos recostados; el plano medio deja entrever todo el contorno de dos que se quieren en un colchón: solo el torso se ve pero se saben por completos desnudos; caja de cigarrillos, libros en rededor, un mate, una botella de vino, un póster de Almendra que no sabemos cómo pero sabemos que está ahí; la diferencia en el color de las fundas de almohada; la resolana entra por la ventana marcando cual renglones la sombra de los barrotes; un pucho compartido y un juego propio del cual nos hacen parte.

El trabajo de Matías Pagano es inmaculado. Todo retratado a la perfección; el montaje a cargo del director y Gabriel Cárdenas logra la intimidad que se desea:  penetrar en este mundo solo de ellos. Allí. El contacto visual es intenso, la charla comienza a ser más profunda con un sonido nítido y envolvente que parte del ambiente (laburo buenísimo de Fernando Mendoza); el marco teórico del diálogo empieza a ensancharse pero aunque nunca sin perder sonrisas por el camino.

¿Qué sería del erotismo sin marco teórico? ¿Qué sería de la complicidad sin miradas fijas ni sonrisas frescas? Retoman nuevamente las imágenes salpicadas sin sentido claro o ese es su mejor motivo: no tener sentido claro, pero tenerlo escondido. Siempre desde el lente de Lautaro. Los planos cortos luego se dan en la misma habitación, uno para él y otra para ella. Momento de tensión se nota en una cara, en la otra aún habita la calma, lo seguro. La calidad actoral es algo notable que hay que destacar. A la interpretación de estas escenas me remito.

Leonardo Favio le da broche de oro a este corto que, dado al público en el año 2019, con una producción de Primer Naufragio y dirigido por Andrés Restrepo Gomez nacido en 1996 en Medellín, puede en 7 minutos abarcar mundos porque refracta vivencias de cada amante. Lo erótico del film es su simplicidad. Contundente y dada puede hacerlo y lo hace porque, como quien ama, brinda su espacio y construye desde el dar, hilvana momentos para mañana poder tener buenas historias que contar.

Para disfrutarlo también pueden ingresar a Cinear Play y encontrarlo.

Publicado en Críticas

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todo se calma, cortometraje argentino por Cine.ar
Johnny vs Amber la docuserie del juicio más seguido por los fans
Santo, producción hispanobrasilera para Netflix
La escuela católica, basada en uno de los crímenes más atroces en la Roma de los 70
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
Mamma Roma, reestreno de un film polémico y prohibido
Merry Christmas, Mr. Lawrence. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Cabeza borradora, David Lynch. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
UN DIOS SALVAJE, una comedia de Roman Polanski
RRR, érase una vez en India
La noche más larga, miniserie española
Pleasure, retrato del sueño porno
La mujer del viajero en el tiempo, una serie fresca, corta y que no defrauda.
La respuesta del matemático, cine coreano
Cartas al presidente, en el Festival Han cine
10 meses, en Han cine Festival de Cine Coreano
Quizá amor, comedia en el Festival de cine coreano
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas