Menú Cerrar

Blog

El método Tangalanga, el superhéroe del humor

Ficha técnica:

Dirección: Mateo Bendesky/ Guion: Sergio Dubcovsky, Nicolás Schujman, Mateo Bendesky/ Música: Gabriel Chwojnik/ Fotografía: Daniel Ortega

Reparto: Martín Piroyansky, Julieta Zylberberg, Alan Sabbagh, Rafael Ferro, Luis Machín.

*****************************************

Por Juani Villano

El método Tangalanga: risas entre líneas

Las risas no paran. Todos saben a qué vinieron. Una que otra carcajada se mezcla con la emoción triste de alguna escena perdida. El origen de un ícono cultural, el final de una carrera sin igual. 

El método Tangalanga (2022) es la tercera y nueva película del joven realizador argentino Mateo Bendesky. En ella se nos narra la historia de Jorge (Martín Piroyansky), un oficinista callado y tímido que no logra desenvolverse en su trabajo y relaciones amorosas. Tal es así que se termina topando con una sesión de hipnosis en la que se ve puesto como participante. Ahí descubre un lado suyo oculto y bien guardado; una personalidad alterna que se desata cuando tiene un teléfono en mano, generando bromas telefónicas hilarantes. Desde ese punto el relato nos guía por la nueva vida del protagonista, mostrando sus aventuras y desventuras ante su nuevo talento. 

Podrías decirse que estamos ante un “falso” biopic (sí, me estoy tomando la licencia de crear un nuevo género). Toda ficción posee su parte de realidad, pero en este caso se toma a un personaje, que existió y formó parte de la cultura humorística nacional, para crear una historia independiente de lo verídico. ¿Se debe entonces denominarlo como falso? Aún no tengo la respuesta, pero les propongo que me acompañen a desglosar esta hermosa comedia; quizás así encontremos la respuesta a dicha incógnita. 

Los recursos cinematográficos, respectivos a la puesta en forma, dotan de un estilo singular a la película. Rememorando las obras de la vieja época, tanto en el diseño de títulos, círculos de cierre en las escenas, sonido y hasta materiales de archivo de la antigua Buenos Aires, vemos como la construcción estética engloba a un relato que tranquilamente pudo haber sido filmado de manera tradicional. Pero este no es el caso, Bendesky se atrevió a narrar de una forma no muy vista en el cine nacional actual. Se me viene a la mente La antena (2007) de Esteban Sapir. Aunque esta tomaba elementos del cine mudo, podemos evidenciar que ambas logran su cometido: deleitar al espectador y transportarlo al pasado. 

No estamos ante una comedia exagerada y forzada (cosa que puede resultar una falla enorme en este tipo de obras cinematográficas). Aquí cada personaje logra, a través de simples gestos o tonos de voz, hacer reír a los espectadores de una forma natural, sencilla y no por eso burda. Por supuesto, la actuación de Piroyansky está a otro nivel. La manera en que logra crear estas dos personalidades tan dispares, con los cambios de forma del habla, miradas y postura, es fenomenal. También, la química entre Piroyansky y la actriz Julieta Zylberberg (quien interpreta al interés romántico del personaje principal) está muy lograda. Lo que comienza con encuentros por teléfono, luego desemboca en un amor puro, que nos genera una amplia sonrisa y nostalgia, ante aquellos/as amantes que también nosotros alguna vez tuvimos. 

Una película excelentísima. Donde sin importar la edad, o nivel de conocimiento del gran Doctor Tangalanga, se puede disfrutar, para luego ir a los archivos del pasado e investigar sobre esta reconocida figura de la comedia argentina. Un estreno muy esperado y del que estoy seguro que no va a defraudar a la audiencia.

******************************************

Por Vanina Suárez

El justiciero del humor

Me crié con los cassettes del Doctor Tangalanga, en ese entonces nosotros no sabíamos muy bien cómo se armaban, si estaban guionados del todo o realmente eran espontáneos, pero sí era un clásico familiar escucharlos a risas tendidas y rogar no ser de esos que caían en sus garras. Alguna vez jugue a hacer bromas similares aunque con mucha menos chispa, claro está,  que él; nunca investigué su verdadera historia, es más, hasta sentarme en Cinépolis y ver la función privada de la película estaba convencida que el mito era un verdadero actor y que Tangalanga era uno de sus tantos personajes.

Mateo Bendesky,  director y co-guionista de El método Tangalanga, recrea con datos reales la historia de uno de los personajes más míticos, icónicos y hasta misteriosos del humor en la Argentina. Aquí Jorge (Julio en la vida real) es una hombre tímido,  medido y callado, trabaja en  la sección  ventas de una empresa de cosméticos y junto a su íntimo amigo, interpretado por un impecable Alan Sabbagh, sortean las peripecias laborales diarias; hasta que este se enferma gravemente y, por una cuestión azarosa y mágica, Jorge cae en manos de un  mentalista (interpretado nada más ni nada menos que por Silvio Soldán). Allí Jorge comienza a hacer bromas telefónicas que le alegran los días a ese entrañable amigo,  motivo por el cual continúa con ellas y hasta las graba. De allí se dispara la parte romántica cuando se enamora de la telefonista de la clínica donde su amigo está internado y solo puede hablar con ella a través del teléfono.

La película claramente es una hermosa comedia con tintes románticos y en algún momento dramáticos, apela a la recreación de los años 60 para ambientar el inicio del mito, casi como si fuese un héroe, un justiciero en el teléfono que dice, con humor, lo que otros callan por «respeto». Así mismo, además del gran trabajo de arte en la ambientación, la utilización de palabras lejanas a la puteadas sacan sonrisas por demás entre todos los espectadores; ese humor al que muchos lo llaman «sano» y hoy está lejano al actual, aún asi nos lleva a momentos de nostalgia.

El método Tangalanga nos ofrece no solo una historia real con muchos agregados ficcionados sino que no intenta caer en la fórmula repetitiva de lo que es una comedia hoy en día, más bien va a su ritmo sin querer vender algo que no es. Además,  el cast encabezado por Martin Piroyansky en su doble rol de Jorge (tímido,  respetuoso y callado) y el Doctor Tangalanga (desfachatado y caradura); Sixto (Alan Sabbagh) el íntimo amigo que atraviesa una enfermedad; Clara (Julieta Zylberberg) una dulce telefonista que enamora a Jorge; Luis Machín como el jefe de los amigos en un rol sin lugar a dudas fantástico,  regulando con toda su gestualidad la transición de Jorge a Tangalanga; Rafael Ferro como un médico soberbio con el que se enfrenta Jorge; Luis Rubio como el enfermero,  casi el primer fan y RRHH del mito que se va formando y Silvio Soldán como Taruffa, un mentalista español encargado de darle el toque mágico o fantástico para que nuestro héroe se convierta en superhéroe. Destaco firmemente la elección de semejante elenco donde, en mi opinión,  hoy es imposible imaginarme a otro artista en esos personajes.

El método Tangalanga no es una biopic, tampoco es una ficción, sino que es un gran disparador para viajar en el tiempo atrás,  añorar épocas pasadas, sonreír y divertirse mucho, recordar a Julio de Rissio el inolvidable creador de toda esta maravilla que hoy vemos en el cine.

Publicado en Críticas

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El método Tangalanga, el superhéroe del humor
Con amor y furia, lo nuevo del cine francés
Las fiestas, querer a pesar de todo. Estreno nacional
As bestas, hostigamiento y terrorismo rural
Argentina Comic Con: nuevos horizontes
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
2 ou 3 choses que je sais d’ell, un clásico de Jean-Luc Godard
Mamma Roma, reestreno de un film polémico y prohibido
Merry Christmas, Mr. Lawrence. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Cabeza borradora, David Lynch. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Holy spider, el descenso al atrapar a un asesino
El menú, pertenecer tiene sus privilegios (?)
Los reyes del mundo, cine latinoamericano por Netflix
Matilda, el musical. Explotación infantil y violencia escolar
Triangle of sadness, controversial película en la semana de Cannes
Tori y Lokita, lo último de los hermanos Dardenne
Decision to leave semana de Cannes en el Cine Gaumont
EO, cine polaco en la Semana de Cannes en el Gaumont
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Estasis: la conectividad corporal. TEATRO
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas