Menú Cerrar

Blog

Porno y helado, una comedia con toques absurdos, para reírse de la música, la amistad y lo difícil que puede ser crecer.

por Vanina Suárez
vaninagsuarez@gmail.com

Plataforma: Prime Video
Duración: 8 Capítulos de 30 minutos cada uno aproximadamente

Primer Temporada

Ficha técnica:

Guion: Martín Piroyansky, Martina López Robol, Santiago Korovsky, Rodrigo Moraes/ Dirección: Martín Piroyansky/ Compositor: Diego Rodríguez, Martín Bosa/ Productor ejecutivo: Mariano Kohan, Mariano Varela, Cecilia Mato/ Productores: Lucas Vivo García Lagos/Editor: Karen Antunes, Lucía Garibaldi, Santiago Parysow,  Geraldina Rodríguez

Productora: Navajo Films, Claxson, Salado

Reparto: Martín Piroyansky, Sofia Morandi, Ignacio Saralegui, Eliseo Barrionuevo, Javier Niklison, Santiago Talledo, Gabriela Iribarren

 

Siempre Piroyansky es un creador que genera amor y odio, no solo puede componer actuaciones como las de XXY, El último traje o La vieja de atrás. Su paso por Magazine for fai, programa infanto juvenil del que formó parte en los años 1995 y 1996 junto a otros actores como Laura Cymer, Martín Slipak o Violeta Urtizberea (solo por nombrar algunos) marcó su camino o al menos el que pareciera querer generar. Desde Voley, ¡Maldito seas Waterfall!, Porno para principiantes, Tiempo libre o Psiconautas, aunque no fue el creador/director o guionista de todos, Piroyansky comienza a delimitar su propio lugar como artista; con un humor que roza el absurdo, con una cara que gesticula poco, habla mucho y con rapidez forjó un estilo interesante, ¡es un generador de proyectos continuos!

Pablo (Martín Piroyansky) es un treintañero que aún vive con su hermano menor y sus progenitores, un padre que oculta secretos y una madre que tiene prisión domiciliaria; Ramón (Ignacio Saralegui) es su mejor amigo, es tímido, perfil bajo, vive solo y es repositor en Construcasas, un supermercado de cosas para el hogar. Todos los viernes, esta pareja de amigos, se junta para ver porno y comer helado. Una noche Pablo decide hacer algo distinto y cruzan al bar de enfrente donde está ubicada la casa de  Ramón, se topan con un bar de perdedores, donde la mayor diversión es emborracharse, jugar a las cartas, llorar soledades y tener amigos. Allí aparece Cecilia, una estafadora de poca monta quien entra por casualidad y los conoce. Los tres se enredan en una situación compleja cuando se topan con un viejo compañero del colegio de Pablo y mienten diciendo que todos forman una banda de música. Para no ser menos se embarcan en crear ese grupo musical y componer canciones, aunque ninguno de los tres tocó alguna vez un instrumento.

Porno y helado tiene toques de absurdo, situaciones delirantes, algunas poco creíbles pero con la premisa de tres perdedores que intentan triunfar, o al menos hacer creer eso al viejo amigo de Pablo, y en el mientras tanto tienen una tierna amistad. Los diálogos, las ocurrencias, reírse de la música (y toda la parafernalia que los rodea). Un Piroyansky que siempre cumple, Sofía Morandi en un personaje seductor, gracioso y a la vez triste, y Nacho Saralegui (un youtuber que tuvo un enorme crecimiento en las redes sociales durante la cuarentena) en un personaje compuesto de manera entrañable. Al trío protagónico se le suma Susana Giménez en una breve participación como una mujer adinerada y con una obsesión muy particular. En el elenco se destacan Eliseo Barrionuevo (como Nacho), un músico tierno y ganador, Santiago Talledo (como Segundo) el asistente de un candidato político con ciertas conductas maquiavélicas, Gabriela Irribaren como la dueña del bar y Javier Niklison, entre otros.

Alguno de los temas que se desarrollan durante los 8 capítulos que componen la propuesta son las estafas piramidales, los taxistas como una cofradía que odia a los Uber y tiene incidencias políticas, cómo componer hits, las familias disfuncionales y los secretos que en ellas pueden encontrarse. Porno y helado, tal como lo es Piroyansky, será un producto amado y odiado, pero así y todo se transforma en una buena premisa que, para quien escribe, es una gran propuesta, una manera de contar una historia con mucho humor, llena de momentos loser como sus personajes, que lleva a reírse de lo que se propone, no tener miedo al absurdo, comer helado (lo del porno queda por cuenta propia), entretener y dejar un mensaje. Está disponible por Prime Video

Publicado en Streaming

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todo se calma, cortometraje argentino por Cine.ar
Johnny vs Amber la docuserie del juicio más seguido por los fans
Santo, producción hispanobrasilera para Netflix
La escuela católica, basada en uno de los crímenes más atroces en la Roma de los 70
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
Mamma Roma, reestreno de un film polémico y prohibido
Merry Christmas, Mr. Lawrence. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
Cabeza borradora, David Lynch. ESPECIAL PELÍCULAS DE CULTO
UN DIOS SALVAJE, una comedia de Roman Polanski
RRR, érase una vez en India
La noche más larga, miniserie española
Pleasure, retrato del sueño porno
La mujer del viajero en el tiempo, una serie fresca, corta y que no defrauda.
La respuesta del matemático, cine coreano
Cartas al presidente, en el Festival Han cine
10 meses, en Han cine Festival de Cine Coreano
Quizá amor, comedia en el Festival de cine coreano
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas