Menú Cerrar

Blog

Santo, producción hispanobrasilera para Netflix

Por Vanina Suárez

Vaninagsuarez@gmail.com

Ficha técnica:
Creador: Carlos López/ Dirección: Gonzalo López Gallego, Vicente Amorim/ Guion: Carlos López, Miguel Angel Fernández, Gustavo Lipsztein/ Fotografía: Rafa García.
Productora: Nostromo pictures

Desde las primeras escenas sabremos que Santo es un narcotraficante sanguinario, al que nadie conoce. Una serie de asesinatos, a sangre fría entre otros delicuentes de la misma calaña suceden a plena luz del día y la policía necesita saber quién los está llevando a cabo.
Un policía en España, Madrid, y otro en Brasil, Salvador de Bahía, intentan desandar para encontrar al narcotraficante más buscado en el mundo y del que nadie conoce su rostro.

Santo escapó de su tierra natal para instalarse en España, atrás dejó amantes y todo un aparato relacionado a su negocio. Cardona desde América es un policía que estuvo infiltrado en su organización, mientras que Millán desde Europa solo tiene trato con algunos narcotraficantes menores de su país, a los cuales les ofrece protección.

Esta es la primer serie hispanobrasilera producida por Netflix y está protagonizada por Raúl Arévalo (El aviso, La isla mínima, Primos) y Bruno Gagliasso (Sol naciente, Ojos de culpa).
A Santo nadie lo conoce, como si fuese un mito, un Dios que en el medio del mundo de las drogas los mata y los salva por alguna razón. Estos policías, ambos obsesionados con Santo por diversas razones de meten de lleno en el caso.

La trama que, oscila entre el thriller y el suspenso, a veces roza un poco el límite del terror cuando plantea la religión entre los hilos que le permiten a las drogas seguir su rumbo Algunos capítulos son destinados más a conocer la pata brasilera y otros la española de la historia con sus dos policías protagonistas; esto, por momentos se torna interesante pero hace que la trama se esfume y evapore, sin concentrarse en la trama del narcotraficante al que nadie conoce la cara. Tanto Cardona en Brasil y Millán en España son atormentados por sus pecados y por sus decisiones, y la posibilidad de encontrar a Santo pareciera ser lo único que los salve.

El ritmo de la serie, compuesta por 6 capitulos, es rara, por momentos posee mucha adrenalina que compra al espectador y por el otro está quieta en un mismo lugar y girando sobre lo mismo En relación a las actuaciones, la de Bruno Gagliasso (Brasil) va increscendo y se consolida con el paso de la trama, a diferencia de Raúl Arévalo, que si bien es correcta queda en asimetría con su compañero americano.

El final tiene una cierta vuelta de tuerca que, para quienes estén atentos a la trama, es posible que no sea de difícil deducción.

La trama promete, incluso una segunda temporada, pero se pierde en demasía en las cuestiones trabajadas con el género del terror. Por momentos parece un pastiche que no sabe para dónde correr.

Publicado en Críticas

También puede interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anatomía de una caída, semana del Festival de Cannes
Un pájaro azul, estreno cine argentino
Reina animal, cine argentino
Extraña forma de vida, de Pedro Almodovar
Argentina Comic Con: nuevos horizontes
La convivencia entre lo nacional y el mainstream, nuestro paso por la Argentina Comic Con
Mañana llega LA MUJER Y EL CINE
La mamá y la puta, reestreno
El viaje, función homenaje a Pino Solanas
Rojo profundo: sangre en la gran pantalla
2 ou 3 choses que je sais d’ell, un clásico de Jean-Luc Godard
Solo los amantes sobreviven, por Mubi
Nostalgia de la luz, docudrama de Patricio Guzmán
Falsos millonarios, de Miranda July comedia insólita por Netflix
Pulp: A Film about life, death and supermarkets (2014) de Florian Habicht
Kinra, ganadora de la Competencia Internacional en el 38° Festival de Mar del Plata
Vamos a la playa, festival de cine alemán
Adiós, Buenos Aires, coproducción Argentina/Alemania
Sara Facio: haber estado ahí
Charlamos con Fernando Madedo, director ejecutivo de PCI
Conversamos con Luciano Nacci, director del Festival de Cine Luz del Desierto
Entrevista ¡MATANZA, VAMOS A FILMAR! y ¡MATANZA FILMA!
ESTRENA IMPLOSIÓN y charlamos con su director Javier Van de Couter
Estasis: la conectividad corporal. TEATRO
Stéfano, una obra emblemática para el teatro
CONNIE BALLARINI – STAND UP – Excelente opción para cortar la rutina a carcajadas